divendres, 28 d’octubre de 2011

Laos. Una estrella fugaz...

Dos dias en Luang Pravang. Nigel tenía que encontrarse con un amigo laosino de un amigo suyo (inglés). Nos invitó a cenar a su casa. Una sopita con pescado, arroz y noodles. Riquísimo! Estuve casi toda la cena jugando con su hija Malisha, una monada, le encantaba esconderse con un libro y que la mirara... Al marcharnos, quiso darme un abrazo. La cogí en brazos y me apretó super fuerte... Con lo pequeña que era (5 o 6 años), que abrazo tan emotivo me dió....
El buffet d'1 euro!
 El dia siguiente después de un buen desayuno con baguette de tortilla con pesto (homemade), queso y jamón dulce... Increíble! Nos fuimos a pasear por la ciudad. Una siesta y a cenar! Y qué cena... Por 10.000 kip (1€) podías escoger entre gran variedad de cosas y ponerlo en una bandeja (un poco mas grande que un plato), por 1€! Era un sitio callejero y estava de muerte!! De postre.... Un mango y... Ginger pancake and chocolate pancake.... Acompañado de una caja de 3 litros de vino que compramos y que nos bebimos en la habitación junto con el postre...! Qué heavy... A las 4:30 me acosataba.... Me di cuenta la mañana siguiente que nos habíamos bebido toda la caja de vino entre los 2... Son como 4 botellas!! Pero pasamos unas buenas horas de charla... En inglés claro... Como debía ser mi inglés mezclado con el alcohol!! 
Y con un poco de resaca y una buena ducha nos dirigimos a la estación de buses. Allí decidimos que nuestro siguiente destino era Sayabuli. No mucho que hacer, pero el desayuno de la mañana siguiente en el mercado, siempre mola mucho... Como no, noodle soup para desayunar. Y es que creo que ya me levanto pensando en eso... Nos encanta ir a los morning markets. Compramos unas unas mascarillas ya que nos esperava un trayecto hacia el siguiente pueblo, un poco pasado por "tierra". Sí, nos dirigimos hacía Pak Lai, en un tuk tuk con techo pero abierto por los lados y por detrás. 5 horas. Of course, usamos las mascarillas, porqué sinó nos hubieramos comido más tierra (polvo) de la que nos comimos... Vaya tela como están las "carreteras-camino" en Laos... (no existen autovias, lo máximo que tienen son carreteras más o menos asfaltadas hacía el sur. Llegamos de color marrón. Aún así, el camino no estuvo mal. Siempre parando para la gente que se espera en el camino para subir, gente bajando... Entretenido....
Eramos los únicos "falangs" (así es como en laos llaman a los extranjeros) en Pak lai. Todo el mundo nos saluda, especialmente los niños.
Vaya con el dusty...
Una cervecita a orillas del río Mekong nos refrescó. Y una buena cena con coconut milk with pork and rice, very very spicy.... La verdad es que va bien para limpiar!!
Y la mañana siguiente no sabíamos lo que nos esperaba... Sabíamos que ibamos rumbo hacía la capital de Laos: Vientiane, pero... Después de la noodle soup en el mercado, nos subimos al bus (por cierto, el otro día calculé cuanto me había gastado mas o menos en transporte y solo me he gastado unos 100€! Entre buses (SIEMPRE local buses! Con la gente local...) y tuk tuks en 21 dias... Recorriendo todo el pais de norte a sur... que no es pequeno... Me parece fuerte... Lo máximo que nos hemos gastado en un trayecto han sido 9€...8 horas de viaje...). Después de la aclaración... Sigo... Nos subimos al bus, no del todo incómodo... Pero lo que sí fue incómodo fue los super mega baches del camino... El peor trayecto de mi vida... Porqué nos asfaltan los caminos en Laos... Bueno en teoría debería ser una carretera ya que une la capital... Pasé miedo. Grande charcos de fango, desniveles de tierra que hacían que el bus se tambaleara de lado a lado, enorme baches,... Parecía que nunca llegábamos... Una trayecto interminable... Por fin llegamos a Vientiane... Pero no llegué igual que como había empezado... Un buen moratón en el culete fue lo que los fucking baches me hicieron! Es heavy que sentada en bus pueda darme un golpe tan fuerte... Pues sí, no lloré, pero casi... Y... Aun más marrón que el día anterior... La ducha duró casi una hora para quitarme la gran capa del polvo. El pelo era un estropajo (Lidia farmaceutica, vaig haver d'utilitzar el xampú Vichy que em vas donar, perquè aquest em va perfecte per treure els nusos, ja se m'ha acabat, m'en pots enviar uns quants sobrets més? Jaja).
Dos noches a la capital. Más que suficiente. Comida en los puestos callejeros, caminar por la ciudad, comer un banana & chocolate pancake callejero (mmmmmm...), comprar la Lonely de Cambodia (menos de la mitad del precio normal ya que es como copiado), comprar otra cajita de vino (este nos está durando más...)... y asistir a una sesión de meditación Vipassana (gratuita, me sorprendió...) en un templo budista, donde 4 monjes recitaron el ritual y un hombre en inglés nos introdujo en qué consitia este tipo de meditación. Se trataba, mediante la meditación sentados y la meditación caminando, de estar presentes. Poner toda la atención en el momento presente, sin ir ni al pasado ni al futuro... No fue fácil, pero fue la energia que se movía con los monjes fue especial... Me sentí afortunada de poder estar en la sesión, ya que solo la hacen los sabados, justo estuve viernes y sábado... De nuevo, parece que todo a mi alrededor fluya...
Con el cuerpo relajado y a la vez abierto, me fue hacía el centro caminando por el lado del río, presenciando como se ponía el sol... Recuerdo esa tarde como tranquila, aun encontrarme en la capital...
Aun así, después de tantos días en poblados sin electricidad, sin turistas, rodeados de naturaleza... Me he sentido bastante rara en la ciudad... Siento que me encuentro 1.000 veces mejor en el campo... Con los niños, las caminatas... Pero, reconozco que está bien mezclar un poco de todo para coger con más ganas lo que nos espera... Que no sé lo que es... Pero me encanta no saberlo... Y es que es super emocionante no saber cuál será el siguiente país que visite.... Pero aún más, no saber qué me espera cada día...
A cada local bus toca estar entre sacos!
La mañana siguiente, de nuevo hacía la bus station para coger algun bus local. Justo llegamos a las 9:45h y a las 10h salía un bus hacía el sur. Lo cogimos rumbo Paksan. En el bus, miré que decía la guía sobre este pueblo. No me convenció... Miré que decía sobre el siguiente pueblo, y me gustó! Le propuse a Nigel, bajarnos más tarde del bus para para en Pak Kading. Y así lo hicimos. Pagamos 1,5€ mas y nos bajamos en Pak Kading. Bonito pueblo. Bonitas vistas en el puente del río Mekong, donde pudimos ver Tailandia al otro lado.... Bonitos niños bañandose en el sucio río... Nadie habla inglés... Pero conseguimos comer una noodle soup para comer (comí un chilli que casi me mata... jaja) y un fried rice with pork para cenar! Junto con otros dos chicos qus vimos en un resgaurante, éramos los únicos 4 falangs en el tranquilo pueblecito... Nos encanta no estar rodeados de turistas...!
Y... Nuevo día, lunes! (no sé en qué día vivo, cada día es como si fuera fin de semana.. Jaja) nos levantamos con mucha energia, después de una noche de risas y vinito! Ducha de agua fria (estoy aprendiendo que si no lo pienso, no noto el agua fria, está todo en mi, notarla o notarla fría.... En muchas guesthouses que estamos no hay agua caliente...).
Compramos unos mangos y unas bananas y nos ponemos a la carretera a esperar el bus local para el siguiente pueblecito. En 5 minutos apareció! Nos dirigíamos hacía Ban kong Lo. Tuvimos que coger otro bus y un tuk tuk para llegar. El paisaje a unos 20 km del pueblo fue impresionante... Lleno de campos de arroz y de montañas al fondo... Super pintoresco... Esta carretera acababa justo al pueblecito que íbamos. Una cueva al final y el pueblecito al lado. Que atardecer más maravilloso... Caminando descalzos por el camino... Observando como los laosinos acaban de trabajar en los campos de arroz, y volvían a casa, ya sea en moto, en bici o en carro...
Para cenar una super rica noodle soup acompañada de cervecita (Laobeer, es la marca y es como la llaman en todos los sitios) y tambien chupitos de lao-lao (el lao whisky)... Y es que vino un grupo de laosinos que estaban viajando por Laos y nos lo dejaron probar. Lo llevaban en una garrafa de 5 litros. Noa dijo que pusiéramos en una botella todo el que quisiéramos, que nos lo regalaba.... Que majo, no quiso que le pagáramos nada... A si que tenemos una botellita de whisky por si queremos emborracharnos!!
Antes de acostarnos, no pudimos resistirnos  a mirar el cielo estrellado que había... Impresionante... Como unas estrellas brillaban más que otras... Pero todas brillaban... En unos segundos de estar mirando el cielo, los dos (Nigel y yo) vimos una estrella fugaz... Pedí un deseo... E instintivamente, nos cogimos y nos apretamos la mano muy fuerte... Again... Otro momento especial...
Vistes des de la guesthouse a Ban kong lo
Cap a Ban Kong Lo
Es imposible no parar a hablar con los ninos...

La mirada de los ninos me fascina...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada