dimecres, 2 de novembre de 2011

Laos. See you...

La última semana en Laos...
Pasamos una noche en Tha kaek. La peor guesthouse que hemos estado en todo Laos. Una habitación de lo más rústica posible. Probablemente nadie la había usado desde el 1970... Y tampoco nadie la había limpiado desde el mismo año... Telarañas, muebles rotos, el ventilador del techo sin funcionar (suerte que nos dejaron uno de mano). El baño era comunitario; más sucio no podía estar: hormigas, mosquitos y olor a pis... No se ni como pude ducharme... Bueno, quien dice ducharme... Dice lavarme "estil marrano" que diria ma mare... No me atreví a dormir con las sábanas de la cama. Por primera vez en el viaje, dormí en el saco de dormir que llevo conmigo. Que lujo... 
Todo esto por 1,5€ cada uno... Ya se que no puedo quejarme mucho... Pero jolin, limpiar un poco cuesta tanto? 10.000 veces mejor, el bungalow de 0,50€ en los poblados de la montaña! Ver para creer...

Estoy contenta porqué la única cosa que no he utilizado, de momento, de mi mochila, es la tela mosquitera. Pero seguro que algun dia la necesitaré...

Pakse. Ese fue nuestro próximo destino. Después de 8 horas de bus (no fue del todo incómodo, pero se hizo largo...) nos ponemos en busca de guesthouse. Nos alojamos en la mejor guesthouse, por el momento, de Laos. Super limpia, con agua caliente, sábanas limpísimas  con manta del Mickey ;)  luz natural, wifi en la habitación... Por solo 2'85€ cada uno... Impresionante...
Como es la vida... El día anterior dormimos en la peor guesthouse y después nos encontramos con la mejor... La vida es puro contraste... Es bueno saber estar en todas las situaciones para darte cuenta que no siempre se puede tener todo...

Pakse es la ciudad con el mercado más grande de Laos. No se acababa nunca... Ropa, chocolatinas (de todos los gustos), bolsas de patatas enormes, pescado en cubos y en el suelo, carne con moscas incluidas, "llonganisses" de no me imagino qué, fruta, puestos de comida... Dió gusto pasear entre los locales. No vimos ni un turista.
Ohh... enamoran..

M'imagino com hagues set per la padrina, poder vendre en un mercat com aquest...

Fueron dos días de relax con vinito incluido por la noche...
El viernes nos levantamos y con un "sidecar" (una moto carraca con una carrito enganchado al lado, moló), nos dirijimos a la estación de buses. Nos estaba esperando con el motor ya encendido, el bus rumbo Tad Lo. Digo que nos estaba esperando, porque no teníamos ni idea a qué hora salía, pero ahí estaba, esperando por nosotros...

Tad Lo es un poblado muy pequeño con encanto y con una espectacular cascada... Nos bañamos al río, qué delicia. Momento de paz y tranquilidad escuchando y mirando como el agua llegaba a la cascada... Que fuerza tiene el agua. Es lo que más fuerza tiene en el mundo, es imparable por todos... 


Cena romantica con la cascada como banda sonora...

La mañana siguiente, de nuevo para Pakse. Dos noches más en nuestra guesthouse favorita... Indian food y más vinito... La segunda tarde me fui a córrer media horita. La gente me miraba como diciendo "qué hace esta corriendo? Qué es esto?". Y es que los asiáticos no hacen deporte... Solo en Vientiane ví laosinos corriendo por la ciudad...
Al llegar a la GH me pongo a estirar y, de repente sale la niña de los propietarios y me coge las manos. Quería jugar. Qué tierna. Saltamos, nos reímos, se caía al suelo, giramos juntas, la cogí en brazos, le dí besitos... Tattá, así se llamaba. Yo diciéndole: "Tens molta energia tu, eh!" en català. I ella assentía amb el cap. Me la hubiera comido...
He conectado de una forma muy, muy especial con los niños y niñas laosinos... Es como que tengo un imán con ellos... Por la calle me cogen y me chocan la mano... Todas experiencias especiales vividos con las niñitos... No ho sé, em fa reflexionar... Como diria la Marteta, "volen contagiarse de la teva bona energia, per això et toquen...". Potser si... És molt bonic sentir que els nens se m'apropen... Uff ara recordo l'abraçada que em va donar la Malisha... Quina delicia de moment....
Después de hacer, pues, un poco de ejercicio, tocó Italian food! Cuantos días sin comer pasta!! Qué diferente es de los noddles... Mmmmmm, espaguetis con bacon, setas y crema de leche.... Y de postre... Cheese cake!! Me sentí como en casa... Qué guai es, después de 2 meses de solo comer Asian food, hacer un cambio...! :)

Y ya, las 2 últimas noches en Laos.... Dónde? En Don Khong Island, una de las 4000 islands, que se dice. Es a la frontera con Cambodia. 
La mejor manera posible para acabar de disfrutar de la esencia de este maracilloso país...
Aquí todo va mucho más lento. No puedes esperar que tsrden menos de media hora en servirte la comida en un restaurante... Pero, no es bonito esperar mientras miras hacía el río Mekong?

Nos alojamos en, ahora sí, la mejor guesthouse en todo Laos. De día, desde la cama teníamos vistas al río Mekong y vistas al amanecer, sí, sin despertador me desperté a las 05:54h de la mañana, justo en el momento en que el sol sacaba el 1r rayo... Lo único que tuve que hacer es, despertar a Nigel, abrir la puerta de la mafnífica cristalera de la habitación, y diafrutar de la tranquilidad del amanecer... No me acuerdo cuando había sido la última vez que ví un amanecer...
Pero eso no es todo... Por la noche, desde la cama, me dormí mirando las estrellas... Fascinante... Como diría Nigel "this is fucking beatiful"!
Y todo eso por... 3,55€/la noche cada uno... Siendo la gueathouse más cara de todas las que hemos estado... 

Por la noche, después de cenar, nos fuimos a caminar, como casi cada noche. Nos tumbamos en el suelo del camino y estuvimos casi media hora mirando las estrellas... El cielo estaba muy despejado... Las estrellas brillaban como nunca... Nos hizo levantar un moto...
Caminamos un poco más, y nos quedamos de nuevo, ahora de pie, mirando el cielo... Ví 3 estrellas fugaces... Nunca antes en mi vida... Sentí una vibración interior de energia justo ver cada una de las estrellas fugaces... 3 deseos en pocos minutos... Indescriptible e impresionante...


Mis mejores momentos en Laos...

Conocer a Nigel...

Sentir la energia de Nong Khiaw dentro de mi, solo poner los pies en este pueblo...

Poner las pulseritas a la niña de Muang Noi Neua...

Mirar la luna llena del 12 de octubre...

Caminar rodeada de campos de arroz con mi mejor amiga (mi mochila)...

Cruzar rios caminando...

El desayuno seguido del ritual en qué nos desearon todo tipo de suerte mientras nos ponían los brazaletes...

Disfrutar de todas y cada una de las comidas...

Ir por la calle y escuchar "sabaydeee" saliendo de la boca de todo el mundo, especialmente de los niños y niñas...

Observar a Nogh mientras dibujaba en mi libretita, encima mío...

La ducha y la colada en el río...

Beber la primera botella de vino junto a Nigel, en Udomxai...

Oir y sentir el "bye bye, good luck" de una niña de 6 años...

Presenciar el "bautizo" del nieto de Samsonuk y desearle salud y felicidad...

Los múltiples despertares con el "kikirikiiiiii"...

Caminando por la naturaleza y que Nigel se pare, y me dé las gracias por hacer que este viaje conmigo sea más especial del que es...

Dormir en los bungalows por 0'50€...

Ver una estrella fugaz a la vez, Nigel y yo...(en Ban kong Lo)

Las largas conversaciones sobre nuestras vidas, sobre la vida... con Nigel mientras bebíamos vinito...

Los momentos en los que me he emocionado recibiendo emails de algunos de vosotros... Ya sabéis quien os podéis dar por aludidos...

El despertarme por la mañana y no saber cual será mi próximo destino...

El poder vivir sin electricidad...

Llegar en una guesthouse y que haya wifi... Después de 5 días incomunicada... Un placer indescriptible...

Los trayectos con los local buses... Sentados al lado de sacos...

Sentir la ternura de Samsonuk...

La cervecita observando como la gente trabajaba en los campos de arroz, en Muang Sing...

Probar el "sricky rice"... Delicioso... Mejor que el pan...

Comer con las manos... Qué sabrosa está la comida...

Comer por primera vez en mi vida en un Indian restaurant... Impresionante... Jaime, cuando vuelva tienes que cocinarme un chicken korma o chicken masala con arroz... ;)

Coger en brazos a Nogh...

Que las chicas que me vendieron los pantalones y la pulsera, pasaran el dinero por encima de todo lo demás que vendían y por encima de lo que yo había comprado, como simbolo de buena suerte. Además de decirme "good luck"...

Disfrutar de una guesthouse limpia... Despues de haber estado en cuchitriles... No tiene precio... Bueno sí: 2'80€...

Ducharme en agua fría...

Varias personas preguntándome si soy: hindú o israelí...

Descubrir el "fresh ginger tea": aigua bullint amb jenjibre fresc pelat. Estic adicta a ell. (proveu-ho, és genial per fer unanbona digestió i pel mal de panxa, i per tot!)

Abrir el facebook después de varios días y ver que tengo 9 emails... Gràcies, gracias, thank you...

Oír a Nigel como dice: Fucking hell!! Me muero de la risa con su pronunciación...

Dormir en una guesthouse con vistas al Mekong River... que significa que desde la cama podía ver las estrellas... y el amanecer..... 2 en 1... La primera vez en mi vida... Y por solo 3,5€... Más que impresionante... Esto en Europa costaría, tranquilamente 350€ la noche... 100 veces más........ (en Don Khong, 4000 islands)

Que la puntita del sol me despertara para poder presenciar el amanecer...  (Don khong island, Rattana guesthouse)

Tumbarme en el suelo de la camino y observar las estrellas... Miles y miles sin nada de contaminación... Y ver 3 estrellas fugaces... Sintiendo en cada uno de estos 3 momentos, una vibración de energia dentro de mi...


TODO LO VIVIDO Y EXPERIMENTADO NO TIENE PRECIO...
Pero como sin dinero no lo podría haber vivido... os muestro como con menos, no se vive bien, SE VIVE MEJOR....

Me he gastado 400€ durante los 26 días en Laos... 
Which meas: 15€ al día, incluyendo: alojamiento (siempre en habitación privada para 2), desayunos, comidas, cenas, caprichos de postre (p.ej bannana & chocalate), transporte por todo Laos (incluyendo: buses, tuk tuks and boats), Tarjeta SIM + recargas, pantalones y pulsera, guía de Laos y guia de Cambodia, cajas de vino... Y multiples cositas que he ido necesitando o me han apetecido comprar:
- fruta (mangos, platanos y uvas)
- pasta de dientes
- gel y champú
- polvos para lavar la ropa
- libreta y sobres
- cacahuetes!! Muchos, muchos...
- cereales
- alquiler de bici
- AGUA, mucha agua...


Puedo decir, que han sido los 26 días más en harmonía conmigo misma, de mi vida... Creo que no me acuerdo de qué es el estrés, las malas caras, los gritos, las discusiones, las quejas, el planificar los días, el arrepentirme del pasado, el querer vivir en el futuro......
Y creo que sé que es, realmente, la paz, la buena energia, la tranquilidad, la sonrisa, la risa, las vibraciones de energia en mi estómago, la consciencia, el compartir, el dar, el recibir, el no quejarse por banalidades, el seguir la intuición, el fluir, el estar contenta, el agradecer, el vivir cada momento en presente............ 
La lista puede ser tan grande como grande es Laos, pero grande en personas... Eso es lo que hace grande a Laos....

Y ahora, a continuar mi viaje con mi mochila, por Cambodia...
See you Laos...

5 comentaris:

  1. Pels de punta Nurieta meva...
    M'has fet sentir-ho a mi!!!!
    Que segueixi el teu camí...

    ResponElimina
  2. T'he deixat els meus comentaris a l'inbox del face! ;D

    ResponElimina
  3. Papallones a la panda quan ho escribia... Papallones que van to car la teva pell, Raquel, per fer-te posar els pels de punta... Gràcies amor!
    Maikel, i quins comentaris... Gràcies!

    ResponElimina
  4. Al·lucinant... tot això ho has tret d'un conte o es que estàs vivint en un conte? Disfruta-ho...

    ResponElimina
  5. Lidi... Ara que ho dius podria titular el meu compte com: "La intuició i jo cada dia agafades de la mà..."

    ResponElimina