dimecres, 9 de novembre de 2011

Cambodia. Angkor Wat, una energía especial....

No es posible viajar a Cambodia, en concreto la ciudad de Siemp Riep, y no visitar el Angkor Wat,  proclamado por la UNESCO, en 1992, Patrimonio de la Humanidad.
Está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida, y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo.
Este templo es el más grande e imponente dentro de todo el complejo de templos de Angkor.
La zona de Angkor fue la antigua capital del imperio Jemer (Camboiano) durante la época de su máximo esplendor, entre los siglos IX y XV.
Tras la decadencia de este imperio, los templos de Angkor fueron abandonados (se dice que fue por la incursiones mongolas y siamesas), pero el Angkor Wat nunca fue abandonado del todo, ya que los monjes budistas siguieron viviendo allí...
Posteriormente, la leyenda dice que, el francés  Henri Mouhot fue el primer occidental en descubrir estos templos... Se dice que los encontró mientras estaba intentando cazar mariposas... Y es gracias a él, que hoy en día se pueda visitar... Bonita leyenda....

Sonó el despertador a las 5:45h de la mañana. Nos levantamos y vamos en busca de una bici. Antes compramos dos mangos y unas cuantas minibananitas.
Alquilamos las bicis por 1US$ al día...
La ciudad ya ha despertado. Nosotros también. Nos dirigimos hacía Angkor Wat (a unos 5km de la ciudad). El camino ha sido muy agradable.
Casi llegando delante del templo ya sentí que iba a ser especial... No hacía sol. He empezado a sentir el frescor de la naturaleza. El templo está rodeado por un inmenso lago, el cual lo hace más especial aún... Ya que se percibe como si el templo estuviera flotando...
Aparcamos las bicis. Mucha gente funcionando desde las 5:30h de la mañana, que es cuando habren el templo...
Solo cruzar la puerta empiezo a sentir una energia especial... Angkor Wat es una inmensidad en medio de pura naturaleza... Eso lo hace increíble... Hace qus camines despacio... Observando, oliendo, inmortalizando el momento...
Como debía ser la vida de las personas ahí dentro años y siglos atrás? No puedo parar de imaginármelo... Qué delicia vivir en este paraíso, no?
Era pronto y aún no se veían los masivos grupos de turistas. Por lo que caminar por dentro fue muy relajante.
Piedras enormes. Figuras meticulosas. Las caras de las esculturas en las paredes mirándome, siguiéndome. Las piedras talladas con gran detalle y precisión...
Cuánta gente debió formar parte de esa gran construcción?
















Nos dirigimos hacía otro de los templos a 1,5km, el Angkor Thom.
Más esculturas de caras y más grandes observándome y sonriendo. Es como un laberinto.
Es curioso como está gran parte abierta al turismo. Ya que cada día se tiene que degradae todo un poco más... La afluencia del turismo es enorma cada día... De todos modos, no creo que tarden en restringir algunas áreas...



Siempre sonriendo... como los camboianos...



De ahí, hemos vuelto dónde teníamos las bicis caminando 1,5km y nos hemos hecho un bikini express con pan "bimbk" integral con "caserios President". De postre, 2 minibananitas.


Y amb la panxa plena, sobre las 12 de la mañana, hemos decidido que ahí acababa nuestra visita a Angkor. Hay muchísimos más templos para visitar... Pero, curiosamente, los dos, Nigel y yo, hemos estado de acuerdo en que era suficiente. Todos los templos son muy similares. Ha sido muy especial ver el más grande, el Angkor Wat; por eso queremos quedarnos con ese increíble sabor de boca...
Angkor Wat, un impresionante templo con la impresionante naturaleza que lo rodea es de momento el segundo sitio del mundo que me ha hecho sentir algo especial dentro de mi.... El otro fue la Torre Eiffel...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada